cultivo marihuana exterior

auto white widow , las plantas autoflorecientes han ganado muchos aficionados en los últimos años. Garantizará un aporte extra y un entorno más que óptimo para el desarrollo de las raíces de nuestras plantas. Las semillas autoflorecientes han causado un gran revuelo, especialmente en cultivos de exterior. semillas amnesia entonces la planta quedará al fondo de la maceta, por lo que no recibirá el 100% de la luz, ni desde arriba ni lateralmente.
Hoy en día, con las autoflorecientes es prácticamente imposible delimitar la fase de plántula del crecimiento vegetativo. Las bombillas de bajo consumo CFL y fluorescentes son una opción viable para los cultivadores. 1. Lo primero que tienes que hacer es sumergir tantos Jiffys como semillas a plantar en agua con una EC de 0.4 a 0.6 y un PH sobre el 6 (no indispensable).
las mejores semillas de marihuana el Big Bud por el Overdrive, puedes comenzar a aplicar también Monster Bloom para el máximo desarrollo, aunque deberás hacerlo en pequeñas aplicaciones en los riegos sin fertilizante, para no sobrefertilizar tus plantas. Este foco puedes tenerlo a unos 20 – 30 cm. de tus plantas.
El uso continuado de potenciadores durante la fase de crecimiento genera plantas más fuertes y más con floración mejorada. Esto se debe, a que esta planta durante la fase de crecimiento dispondrá de más horas de luz que la que sembremos en Abril y este factor es realmente decisivo.
Buenas, los leds si que valen para floración, aunque el peso de la producción dependerá del led que selecciones y de la potencia del mismo. En este, podrás cultivar desde 3 hasta 25 plantas, dependerá del tamaño de la maceta y el tiempo de crecimiento que quieras hacer.
La recomendamos como una variedad perfecta para todo tipo de cultivadores y como una de las genéticas ricas en CBD más polivalentes a tener en cuenta. Una autofloreciente de interior de 75 días va a necesitar un par de semanas más en un invernadero, pues las noches frescas y las pocas horas de luz, harán la floración más lenta.
Las semillas autoflorecientes son germinadas y puestas en contenedores de 1 litro en un sustrato suave como es el Ligth-mix (EC sustrato 1,2), ya que no es conveniente que el sustrato supere una EC de 1,5 en sus primeros días de vida. No obstante, antes de comprar un abono mineral habrá siempre que seguir las indicaciones del fabricante, las dosis de fertilizante en riego cambian de la fertilización foliar.
Sus niveles de CBD son de un 8 % y de THC del 5,5 %, por lo que sus efectos psicoactivos son muy bajos. Concretamente, el ratio es 1:1, hasta incluso en algunas variedades supera el % al del Tetrahidrocannabinol, con lo cual, se queda una marihuana prácticamente sin colocón, y sus aceites y derivados, exactamente igual.
La luz de cultivo tiene que estar por encima de las plantas de marihuana, a una distancia de 20-40 centímetros dependiendo de la potencia de la lámpara. También puedes hacerles el lavado de raíces en la bañera, pero si las plantas no chupan mucha agua en éstos momentos lo mejor es regarla solo con agua hasta el final.

Share This: